Muchos han llegado a Boaco por unos  días y se quedaron para siempre. Otros  vinieron por asuntos de trabajo y se quedaron. Otros llegaron  por matrimonio con Boaqueños. Otros buscando nuevos horizontes. Para otros es su segunda ciudad.

Los apellidos de los fundadores de Boaco, casi han desaparecido. Y los apellidos de las familias prominentes de la ciudad son foráneos.

Esto ha ocasionado que en Boaco se crean núcleos cerrados de familias que no se relacionan con el resto de los otros núcleos  familiares.

Aunque hay ciertas actividades integradoras en el año como las fiestas patronales, las misas dominicales, las tragedias, (incendios, muertos, accidentes, etc.).  Después de las actividades, cada quién pasa a su núcleo familiar y se olvida para siempre.

El elemento integrador de la población boaqueña  en el siglo pasado fue el Padre José Nieborowsky. En la actualidad se busca ese elemento integrador.

Eventos Próximos

Sin eventos